Aviso especial del Plan de Vacunación para San Andrés Tuxtla y Catemaco

Del 10 al 12 de Julio serán aplicadas las segundas dosis a población de 50 a 59 años y mujeres embarazadas con 9 semanas de gestación cumplidas

Del 10 al 11 de Julio serán aplicadas las segundas dosis a población de 50 a 59 años y mujeres embarazadas con 9 semanas de gestación cumplidas

La insensibilidad de candidatos ante el tema de salud

Sin Reservas
San Andrés Tuxtla ,Ver.

La falta de sensibilidad de algunos candidatos a las presidencias municipales, diputados locales y diputados federales de todos los partidos en especial los de los Tuxtlas, quienes en cada mitin acarrean gente a sus eventos demostrando quien tiene más popularidad, sin importar que aún el virus persiste en el país y la zona , exponen a miles de gente de comunidades poniéndoles hasta a la puerta de sus hogares camionetas o camiones para que se trasladen a los eventos que ellos organizan, sin importarles los «Gastos de Campaña».

Hoy esos candidatos han hecho caso omiso ante la necesidad de estas personas que acceden apoyarlos en sus caminatas y reuniones, desde el 24, 25 y 26 de mayo los habitantes de comunidades alejadas no cuentan con un camión a la puerta de sus domicilios para trasladarlos y ser vacunados en las instalaciones del Instituto Tecnológico de San Andrés Tuxtla por falta de dinero, perderán la oportunidad de recibir la primera dosis.

Señores candidatos para poder pedir hay que saber cumplir, pero sobre todo hay que ser sensibles ante está situación y no se trata de prometerles bienestar a futuro cuando de manera inmediata hacen caso omiso a algo que sí está en sus manos, como el traslado de estas personas que les han demostrado lealtad a sus proyectos políticos.

No todo es beneficio propio, deben de ser empáticos ante la situación que estamos viviendo con este virus, a Dios gracias la vacuna ya llegó a nuestros municipios y si realmente quieren ayudar y el bienestar de su pueblo, no sean convenencieros, hoy es el último día para la vacunación aún están a tiempo de apoyar.

Con su propia vacuna Abdala, Cuba arranca masiva inmunización COVID-19

El Gobierno de Cuba arrancó la inmunización masiva contra el COVID-19, con su propia vacuna bautizada como Abdala. (Foto: Reuters).

“El pinchacito, de momento me dio un ardorcito, me siento divina”, explicó Cecilia Reyes, de 69 años, después de recibir la primera dosis de Abdala, una de las vacunas proyecto del Gobierno de Cuba, y con el que La Habana empezó la inmunización masiva de habitantes contra el coronavirus (COVID-19).

Si Abdala demuestra eficacia, ayudaría a mejorar el acceso a las vacunas en América Latina, una de las regiones más afectadas por el virus. Sin embargo, aunque el Gobierno de Cuba admite que hacen falta algunos resultados, aclaró que es seguro que ya hay más ventajas que riesgos con su antídoto.

No es una casualidad

El sector biofarmacéutico de Cuba tiene una larga historia de desarrollo, producción y exportación: concluyó los ensayos de las fases experimentales en la isla para Abdala, al aplicar inyecciones a más de 48 mil voluntarios. Ésta es sólo una de cinco vacunas que se están desarrollando en la nación.

Cuba autorizaría en junio el “uso de emergencia o un registro condicionado” para Abdala y Soberana 2
Al igual que en otros países, la vacunación inició en adultos mayores y personas con comorbilidades.

La ciudadanía habla
Cecilia Reyes fue vacunada en Regla, municipio de La Habana, y fue una de las primeras en recibir la vacuna Abdala en Cuba por ser hipertensa, cardiópata y asmática; pasó una hora en vigilancia médica, como establece el protocolo de vacunación.

“Me siento divina, no me dio nada (ninguna reacción) y ahora voy a trabajar, voy a hacer unas papas rellenas”.

También a la espera de la orden para regresar a casa, y sin sufrir ninguna reacción adversa, Ana María Cabrera, de 74 años, destacó estar “ansiosa por este momento”, ya que no oculta su preocupación “por todos los casos (de coronavirus)” que Cuba está reportando diariamente.

“Nos van a poner dos dosis de Abdala y la tercera de Soberana 2. Fue lo que me dijo el doctor en la entrevista inicial. Me preguntó sobre dolencias, medicamentos que tomo, y me dijo en detalle el proceso”.

Inadecuada logística para vacunar a los docentes en Veracruz

SIN RESERVAS.
Berenice Tépach González

La logística que está llevando el Gobierno del Estado para vacunar  al magisterio veracruzano contra COVID-19 será inadecuada, la premura de que el sector educativo regrese a las aulas está haciendo que el Gobierno del Estado aperture solo 5 sedes para los más de 197 mil maestros veracruzanos.

Lo más adecuado sería que dicha vacunación fuese por distritos para que sea de manera controlada y sin altos riesgos de contagios, sin duda una decisión apresurada dónde las cosas no pudieran salir bien y dónde el gremio magisterial teme a contagiarse de esta enfermedad que ha cobrado millones  de vidas en el mundo.

Los maestros han padecido durante esta pandemia, ya que al adaptarse a la nueva normalidad no fue fácil y trajo consigo excesiva carga de trabajo para  poder seguir otorgando a los niños y jóvenes las clases a distancia, donde  muchos docentes y alumnos en especial los de TEBACOM fueron expuestos a asistir a clases presenciales en algunas comunidades e inclusive hubieron despidos injustificados en este nivel, pero esa es otra historia el cual contaré a detalle en la próxima columna.

El magisterio merece ser respetado y otorgarle la seguridad de ser vacunados de manera organizada en sus distritos, pues la mayoría de los docentes no cuentan con un vehículo propio para viajar o con el sueldo decoroso para poder costear sus viáticos y para quienes si cuenten con un vehículo  debemos de recordar que los cuerpos reaccionan de manera distinta ante medicamentos y vacunas por lo que sería riesgoso conducir y exponerlos de esta manera.

A una hora de haberse dado a conocer esta  noticia,el portal de registro  está dando problemas ya que 197 mil personas están intentando de manera simultánea registrarse y obtener la sede, esta es una de las muchas consecuencias de un acto irresponsable e improvisado.

Inicia campaña de vacunación contra el Sarampión y la Rubéola del 19 de abril al 25 de junio

  • La vacuna es gratuita y es únicamente para menores de 1 a 4 años de edad.

Las vacunas son fundamentales para el cuidado de la salud de todas las personas, ya que son las encargadas de protegerlos de numerosas enfermedades muy graves que afectan sobre todo a los niños y niñas.

Es por ello que la enfermera Marlen Córdoba Briseño encargada del área de medicina preventiva de la clínica ISSSTE en San Andrés Tuxtla y el enfermero Joel Bustamante Olmedo, informan al público general las fechas de la campaña nacional de vacunación que será del 19 de abril al 25 de junio del 2021.

Dicha vacuna es gratuita y será aplicada en el módulo que estará instalado en esta clínica de salud ubicada en fraccionamiento Catemaco calle 3 en San Andrés Tuxtla, en horario de 8:00 am a 2:00 pm.

Como único requisito es presentar la cartilla de vacunación al asistir y poder ser aplicada al infante.

Por último los enfermeros Marlen y Joel, pidieron a los padres actuar con responsabilidad hacia la salud de sus hijos aplicándoles las vacunas correspondientes a su edad, cómo las de sarampión y la rubéola que son enfermedades potencialmente grave, por lo que deben de proteger a sus hijos de estas y otras enfermedades vacunandolos a tiempo.

Saturan página de registro de adultos mayores para vacunación contra COVID-19

  • Saturan página de registro de adultos mayores para vacunación contra COVID-19

Fuente: López Doriga Digital

El Gobierno de México habilitó una página de internet con la intención de registrar a los adultos mayores para la vacunación contra COVID-19, sin embargo, no se puede ingresar al sitio web.

La página mivacuna.salud.gob.mx muestra la leyenda “no se puede acceder a este sitio web” porque “ha tardado demasiado tiempo en responder”.

La caída de la página del Gobierno puede deberse a que una gran cantidad de personas intenta ingresar al mismo tiempo, provocando que el servidor que la aloja no pueda atender cada solicitud.

Es de mencionar que la página es para registrar únicamente a personas de 60 años o más, contemplados como grupo vulnerable ante el COVID-19.

De lograr acceder al sitio web del Gobierno se solicitará la Clave Única de Registro de Población (CURP) del adulto mayor.

También el sitio en donde se encuentre -no necesariamente donde viven-; así como un correo electrónico y teléfono.

Una vez que complete el registro con éxito, la persona deberá esperar la llamada de un Servidor de la Nación, quien proporcionará la fecha y el lugar para acudir a la aplicación de la dosis.

Se pide llegar con anticipación a la hora de la vacunación y se recuerda que a pesar de la aplicación de la inmunización, los adultos mayores deberán seguir portando cubrebocas y continuar con la higiene de manos y sana distancia.

Si ya he pasado el coronavirus, ¿para qué me vacuno?

  • Alfredo Corell Almuzara, catedrático de Inmunología en la Universidad de Valladolid, ofrece su opinión al respecto en esta tribuna.

Fuente: Muy Interesante, texto original «The Conversation» | Alfredo Corell Almuzara, Catedrático de inmunología, Universidad de Valladolid

“Hola Alfredo, te quiero consultar el caso de Asun, una de nuestras enfermeras. Tengo sospechas fundadas de que se contagió con síntomas por covid-19 durante la primera ola de esta pandemia. El miércoles 20 de enero recibió la primera dosis de Comirnaty [la vacuna de Pfizer] en el centro de salud. El jueves 21, además de dolor y calor en el punto de inyección, notó fiebre por encima de 38, dolor muscular y articular, cefalea, fatiga, escalofríos y dificultad para conciliar y mantener el sueño.

El test de antígeno y PCR negativos me hacen suponer que estos síntomas, que persisten el viernes 21 y de los que mejora el sábado 22 estando recuperada el domingo 23, son efectos no deseados de la vacuna. Por lo que se sabe de la vacuna, ¿podría ocurrir que con la segunda dosis se produzca una reacción mayor? ¿Es, en este caso, aconsejable, desde tu conocimiento inmunológico, recibir la segunda dosis de la vacuna?”

Esto me escribía Fede, coordinador médico de un Centro de Atención Primaria en Burgos. Mensajes como el de Fede se reciben decenas al día, desde hace aproximadamente un mes. El mes en el que se lleva administrando las primeras dosis de la vacuna de Pfizer y Moderna para la covid-19 basada en el ARN modificado. Pero también diariamente recibo otra consulta reiterada: ¿Si ya he pasado la covid-19 con síntomas, tengo que vacunarme?
Vacunación universal por grupos de prioridad

Hasta el momento, la respuesta de la comunidad científica y de las autoridades sanitarias a esta pregunta ha sido que “sí”. En el prospecto de Comirnaty se insiste en que todo el mundo debe vacunarse (haya o no haya pasado la enfermedad). Incluso la prestigiosa revista médica New England Journal of Medicine lo asegura de modo tajante en un artículo de preguntas y respuestas frecuentes sobre las vacunas.

También un artículo para desmentir bulos sobre vacunas publicado en esta misma plataforma y firmado por expertos en diferentes áreas de conocimiento indica que es falso que no haya que vacunarse por haber tenido la enfermedad.

Pero volvamos con el caso de Asun. Al ser enfermera en un centro de atención primaria, le pedí a Fede que me pasara el histórico de su serología. Había pasado varios test rápidos de anticuerpos. Estos test miden la presencia de IgM y/o IgG en el suero de los pacientes.

Los primeros anticuerpos que se producen frente a cualquier infección son de tipo IgM. Posteriormente se sustituyen por IgG (o IgA) que tiene mayor capacidad neutralizante (entre otras actividades biológicas). Vemos que en el caso presentado se produjo IgG y se conservó hasta una semana previa a la vacunación.

Las evidencias que hay a favor de una vacunación universal son las siguientes:

¿Deberíamos repensar esta estrategia?

Aunque se haya pasado la enfermedad, los anticuerpos naturales pueden declinar con el tiempo y perder su capacidad de bloquear (neutralizar) al virus. Hay evidencias preliminares de que la inmunidad generada con las vacunas puede ser más duradera y enérgica que la natural (tras la infección).

Alfredo Corell Almuzara

Claramente sí. Al menos en un momento –como el actual– en que no tenemos disponibilidad ilimitada de vacunas. Además, la tercera vacuna en llegar a Europa (AstraZeneca) no debería administrarse a personas mayores de 65 años, por no estar suficientemente testada en esta franja de edad.

Así se recoge en la ficha de la propia Agencia Europea del Medicamento, si bien se indica a continuación que no se ve “contraindicación a su administración, pues otras vacunas han funcionado bien en estas edades”. Pero esta suposición no debería regir la pauta universidad, pues por la misma razón no se está administrando ninguna de las vacunas a grupos de edad jóvenes, en los que no se ha testado aún de modo suficiente.

Así que volvamos al principio. Cuando el sistema inmunitario responde por primera vez a un agente infeccioso genera unas células (llamados linfocitos T y B) que ponen en marcha mecanismos para aniquilar al microbio, y dejan en nuestra sangre unas pocas células con “memoria”.

De modo que si ese mismo microbio repitiera la infección unos años después, se encontraría con un sistema inmunitario mucho más potente y eficaz para luchar contra él.

En esta característica de la memoria inmunitaria es en la que se basan las vacunas. Pues son realmente “simulacros” en los que se fuerza al sistema inmunitario a responder frente a un supuesto microbio.

Tras este “engaño” generado por la vacuna, nuestras defensas dejarán memoria circulante por si en el futuro dicho microbio nos vuelve a infectar. Así que sí… me ha entendido. Si pasamos la infección real, nuestras defensas dejarán circulando células de memoria y también anticuerpos. Y la gran duda es ¿durante cuánto tiempo?

En este momento no sabemos la duración que tendrá la inmunidad natural (inducida por la infección) ni la inmunidad artificial (inducida por las vacunas). Aunque ya conocemos los mínimos: 8 meses para la natural y 4 o 5 meses para la artificial.

La inmunidad natural ha demostrado ser eficaz en la inmensa mayoría de los casos, pues apenas se han producido reinfecciones (y con la cantidad de virus circulando es esperable que estén sucediendo miles de exposiciones diarias en personas que ya pasaron la enfermedad). Además, se ha demostrado que la infección produce una inmunidad protectora en macacos a los que se les vuelve a exponer al virus.
Funcionamiento básico de la respuesta inmunitaria

En un momento como este, en el que no disponemos de dosis de vacunas universales, parece razonable que aquellas personas que hayan pasado la infección de modo sintomático y hayan generado respuesta inmunitaria no se vacunen.

Estamos viendo a personas como Asun en quienes se produce una reacción a la vacuna muy intensa. No les administremos la segunda dosis. Están inmunizadas ya. Incluso si no tuviesen anticuerpos detectables, también lo estarían gracias a las células de memoria, que pueden en muy pocos días poner en marcha la fabricación de nuevos anticuerpos.

No todo en nuestras defensas son anticuerpos, no lo olvidemos. La Sociedad Española de Inmunología ha emitido recientemente un comunicado posicionándose en este debate, apostando por no vacunar a los ya inmunizados menores de 60 años.

En estas situaciones, hay que aplicar también criterios de prudencia y evaluar el riesgo/beneficio de las decisiones. ¿Qué entraña mayor riesgo? ¿Que una persona inmunizada haya perdido el poder de neutralización de sus anticuerpos? ¿Dejar sin vacunar a personas ancianas y otros grupos de riesgo como enfermos crónicos que aún no han pasado la covid-19 y no están inmunizados? Lo tengo meridianamente claro: hay que ahorrar dosis de los ya inmunizados y proteger a los más vulnerables. No es el momento de dudar de uno de los mecanismos esenciales de la respuesta inmunitaria.