Estas son las 3 razones por las que no debes comprarte un teléfono plegable en 2023

  • Aunque los teléfonos plegables sean la última moda, hay varias razones por las que tal vez no debas comprar uno. El precio, la durabilidad y los problemas de software y hardware son factores que deberías considerar antes de tomar una decisión.

Fuente: MDTech | imagen: internet

A pesar de que los teléfonos plegables son tecnológicamente avanzados, es importante tener en cuenta que aún presentan algunos problemas relacionados con su durabilidad, compatibilidad, costo, tamaño y diseño antes de considerar su compra. Por lo tanto, en este artículo resumimos las tres razones principales por las que todavía no sería recomendable comprar un teléfono plegable en la actualidad.

  • Precio excesivamente alto

En primer lugar, el precio sigue siendo muy alto en comparación con los teléfonos inteligentes tradicionales. Aunque han disminuido desde su lanzamiento inicial, todavía son demasiado costosos para muchos usuarios.

Además, el alto precio de los teléfonos plegables no solo se debe a su innovadora tecnología plegable, sino también a los costos adicionales de investigación y desarrollo que requiere la fabricación de estos dispositivos.

  • Problemas con la durabilidad

En segundo lugar, aunque han mejorado en cuanto a durabilidad, los teléfonos plegables todavía son más frágiles que los teléfonos convencionales. La tecnología plegable añade capas adicionales de componentes electrónicos y mecanismos, lo que aumenta el riesgo de que se rompan o dañen con el tiempo.

Los usuarios deben tener cuidado de no doblarlos en exceso o aplicar demasiada presión en los puntos de plegado para evitar daños. Aunque los fabricantes han mejorado la resistencia y durabilidad de los teléfonos plegables, sigue siendo una preocupación importante para muchos usuarios.

  • Escasa compatibilidad con software y accesorios

En tercer lugar, la compatibilidad puede ser un problema importante para los usuarios de teléfonos plegables. Aunque estos dispositivos tienen pantallas más grandes cuando se despliegan, la mayoría de las aplicaciones y contenidos están diseñados para funcionar en pantallas de teléfonos inteligentes convencionales. Esto puede hacer que las aplicaciones se vean distorsionadas o recortadas cuando se usan en modo plegable.

Además, no todos los accesorios y dispositivos externos, como fundas y protectores de pantalla, están diseñados específicamente para teléfonos plegables, lo que puede limitar las opciones de protección y personalización.