Archivo de la etiqueta: Alberto Calderon P.

Origen y vanidad

Alberto Calderón P.

La lejanía del tiempo nos lleva al antiguo dios de la mitología griega Eón, los romanos lo toman para si como un dios supremo, imparcial, es la representación misma del tiempo eterno sin principio ni final.

Así es la cronología del ser humano, no se sabe realmente cual fue su inicio y hacia a donde se dirige, estamos aquí ahora después de miles de años, somos partícipes de una fracción de la evolución de la tierra y de nuestra especie. La tierra para formarse lo que ahora vemos, se necesitaron miles de millones de años, en principio de nuestro sistema solar y por ende, de este nuestro planeta, una vez instalada, surgió un fenómeno hasta el momento único, la vida. Somos tan pequeños y lejanos a otros astros que no sabemos si existe vida en otros: planetas sistemas solares, galaxias e infinidad de formas astronómicas que descubrimos mientras la ciencia avanza a pasos agigantados para ver, no para ir a lugares remotos de nuestro universo. De lo que si estamos seguros es que en el nuestro se gestó entre los 4500 y 3500 millones de años, las bacterias y arqueas ellos fueron los primeros en llegar, organismos unicelulares y los estromatolitos, ellos fueron los primeros en liberar oxígeno mediante la fotosíntesis. La evolución condujo a la oxigenación de la atmósfera, sin embargo, ya existían las primitivas formas de vida antes de la llamada gran revolución del oxigeno hace unos 2500 millones de años, los organismos se empezaron a multiplicar con la presencia del oxígeno que les sirvió a su metabolismo, esta evolución generó organismos multicelulares y que se especializaron las células en funciones específicas, especializadas.

Pero que tiene que ver el origen de la vida explicada de forma tan general, con las flechas petrificadas, pues verán menciona el genetista francés Andre Langaney en su libro por cierto muy bueno, ameno y recomendable La historia más bella del hombre. Cómo la tierra se hizo humana. Menciona que el hombre no desciende del mono, dice categórico que el hombre es una variedad de mono, del que nos hemos querido desligar desde siempre viéndolo como un salto evolutivo en la historia del ser humano, agrega que nuestros genes son idénticos a los del chimpancé. La historia del hombre inicia haca más o menos unos seis mil años con nuestros antepasados el gorila y el chimpancé, para darnos una idea podemos decir que compartimos información genética con los plátanos, las moscas, para ser más específicos con los conejos tenemos una similitud den un 80% de nuestro ADN, pero si vemos el humano comparado con el chimpancé la similitud es de un 999 por 1000, con esto vemos que nuestras especies son muy cercanas. Por sorprendente que parezca significa que para evolucionar a lo que somos actualmente pasamos por linajes que compartieron nuestros ancestros de los prehumanos, pre gorilas y pre chimpancés como lo mencionan los investigadores franceses Bernard Dutrillaux y Jean Chaline. Bajo esta premisa podríamos determinar que nuestras células contienen información genética de nuestros antepasados recientes, pero también de nuestra especie, un ejemplo de ello son el caso de algunos embriones en el vientre de la madre que a las tres semanas desarrollan una cola que posteriormente desaparece, de igual forma lo hacen las branquias, como vemos estos y otras manifestaciones de nuestros antepasados se activan y desactivan en algunas personas. Interesante punto de vista sobre la evolución de nuestra especie. En la siguiente entrega veremos las diferencias evolutivas de nuestra raza analizada desde “los rayos petrificados”.

Xalapa2000@hotmail.com

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores A.C. (REVECO).

Miembro de la Red de Escritores y Artistas por la Literatura. A. C.

Origen y vanidad

Alberto Calderón P.

La lejanía del tiempo nos lleva al antiguo dios de la mitología griega Eón, los romanos lo toman para si como un dios supremo, imparcial, es la representación misma del tiempo eterno sin principio ni final.

Así es la cronología del ser humano, no se sabe realmente cual fue su inicio y hacia a donde se dirige, estamos aquí ahora después de miles de años, somos partícipes de una fracción de la evolución de la tierra y de nuestra especie. La tierra para formarse lo que ahora vemos, se necesitaron miles de millones de años, en principio de nuestro sistema solar y por ende, de este nuestro planeta, una vez instalada, surgió un fenómeno hasta el momento único, la vida. Somos tan pequeños y lejanos a otros astros que no sabemos si existe vida en otros: planetas sistemas solares, galaxias e infinidad de formas astronómicas que descubrimos mientras la ciencia avanza a pasos agigantados para ver, no para ir a lugares remotos de nuestro universo. De lo que si estamos seguros es que en el nuestro se gestó entre los 4500 y 3500 millones de años, las bacterias y arqueas ellos fueron los primeros en llegar, organismos unicelulares y los estromatolitos, ellos fueron los primeros en liberar oxígeno mediante la fotosíntesis. La evolución condujo a la oxigenación de la atmósfera, sin embargo, ya existían las primitivas formas de vida antes de la llamada gran revolución del oxigeno hace unos 2500 millones de años, los organismos se empezaron a multiplicar con la presencia del oxígeno que les sirvió a su metabolismo, esta evolución generó organismos multicelulares y que se especializaron las células en funciones específicas, especializadas.

Pero que tiene que ver el origen de la vida explicada de forma tan general, con las flechas petrificadas, pues verán menciona el genetista francés Andre Langaney en su libro por cierto muy bueno, ameno y recomendable La historia más bella del hombre. Cómo la tierra se hizo humana. Menciona que el hombre no desciende del mono, dice categórico que el hombre es una variedad de mono, del que nos hemos querido desligar desde siempre viéndolo como un salto evolutivo en la historia del ser humano, agrega que nuestros genes son idénticos a los del chimpancé. La historia del hombre inicia haca más o menos unos seis mil años con nuestros antepasados el gorila y el chimpancé, para darnos una idea podemos decir que compartimos información genética con los plátanos, las moscas, para ser más específicos con los conejos tenemos una similitud den un 80% de nuestro ADN, pero si vemos el humano comparado con el chimpancé la similitud es de un 999 por 1000, con esto vemos que nuestras especies son muy cercanas. Por sorprendente que parezca significa que para evolucionar a lo que somos actualmente pasamos por linajes que compartieron nuestros ancestros de los prehumanos, pre gorilas y pre chimpancés como lo mencionan los investigadores franceses Bernard Dutrillaux y Jean Chaline. Bajo esta premisa podríamos determinar que nuestras células contienen información genética de nuestros antepasados recientes, pero también de nuestra especie, un ejemplo de ello son el caso de algunos embriones en el vientre de la madre que a las tres semanas desarrollan una cola que posteriormente desaparece, de igual forma lo hacen las branquias, como vemos estos y otras manifestaciones de nuestros antepasados se activan y desactivan en algunas personas. Interesante punto de vista sobre la evolución de nuestra especie. En la siguiente entrega veremos las diferencias evolutivas de nuestra raza analizada desde “los rayos petrificados”.

Xalapa2000@hotmail.com

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores A.C. (REVECO).

Miembro de la Red de Escritores y Artistas por la Literatura. A. C.

La intuición

Alberto Calderón P.

En el transcurrir de nuestra vida vamos encontrando senderos que se bifurcan formando dos rutas o más para llegar a la resolución de un destino, un problema, de forma correcta y resolver de inmediato algo circunstancial u otras formas en las cuales uno tiene que decidir qué hacer.

Le llamamos intuición, esta última palabra como muchas otras contiene compendios completos que otros seres han estudiado, ya Platón se ocupaba del asunto 400 años antes de nuestra era; cuando mencionaba que es el conocimiento absoluto de la identidad de la mente con el objeto de que conoce, les platico que no solo él. Todos nosotros la hemos usado. Solo que lo hacemos tan frecuente o sentimos que es algo tan nuestro que una vez resuelto su uso la olvidamos, otros pensadores han profundizado en su conocimiento. Descartes en la edad media mencionaba su significado con una frase hermosa, decía: “El conocimiento intuitivo es la iluminación del alma” destacaba que era una iluminación divina que representa la realidad, lo absoluto, pero vayamos a lo que el Premio Nobel Henri Bergson, destacado filósofo y escritor. Para él es una fuente de conocimiento inmediato. (Trato de sintetizar al extremo los conceptos para que tengan cabida en este artículo, sin sacrificar la idea central). Ya lo decía El gran psicólogo y psiquiatra Carl Gustav Jung que la gente hace uso de ella, me incluyo, la empleamos para decidir la ruta en algún campo desconocido. Y agregaba que debemos estar agradecidos por poseer esta facultad divina que nos otorga cierta luz sobre “lo que está más allá de las cosas”. Jean Charon es un físico y filósofo francés investigador del pensamiento humano, se introduce a fondo sobre el conocimiento molecular que nos compone (de lo que estamos hechos) y destaca la cantidad de información que guardan los electrones para comunicarse entre sí en un verdadero intercambio espiritual sobre el que descansa nuestra vida. A esto se le conoce como “campos mórficos”, su nombre se le atribulle a Rupert Sheldrake. Es muy interesante su propuesta que va de los intercambios, los contactos entre los seres humanos u otros elementos animales, vegetales u objetos que existen en nuestro plano de materialización. Ahí se genera al intercambio de información, es una forma de armonía, de equilibrio que abre el conocimiento. Parecería complejo pero la lógica y mi intuición me indica que debo seguir proponiendo la idea que este científico expresa y con esto concluiré, dejando la mayor parte de lo encontrado sobre el tema para una mejor oportunidad. Sheldrake argumenta que, al desaparecer un sistema organizado de nuestros componentes atómicos, el campo organizador desaparece de su sitio en donde se encuentra pero los campos mórficos no dejan de existir, son susceptibles de manifestarse nuevamente, en otros tiempos cuando las condiciones sean propicias, y guardan una memoria de sus existencias físicas anteriores.

Es por eso que surge el conocimiento intuitivo que contiene los campos vivos de los electrones que son portadores de un saber profundo para transmitir sus mensajes a nuestra conciencia.

Traté de ser lo más objetivo para explicar en unas cuantas líneas un tema amplio que espero continuar más adelante, por hoy dejamos que nuestra intuición nos guíe por senderos sensatos y certeros. Xalapa200@hotmail.com

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores (REVECO).

Tsundoku

Alberto Calderón P.

A lo largo de la vida se van acumulando libros que llegan a la biblioteca, estos pueden ir llenando los estantes por diversas razones que van desde dar una vuelta por la librería, un paseo por un tianguis en donde encuentres libros de segunda mano estupendos, ir a la presentación de un nuevo libro y de muchas otras formas vas engrosando tu biblioteca, hasta que te das cuenta que necesitas un mayor espacio para colocar ese preciado tesoro del que no te quieres desprender.

De ves en cuando haces un repaso de tus libros y descubres que pocos o muchos de ellos no te ha dado tiempo de leerlos, sin embargo nunca falta la oportunidad de comprar algo de tu interés que nunca cae mal a tu anaquel personal, postergando lecturas que ya forman parte de tu acervo, pero como lo dice Kevin Mims en su artículo Hay una palabra para todos esos libros que has comprado pero no has leído, los libros que tienes en casa son como la representación simbólica de lo que tienes en mente, y si dejas de sentir curiosidad por las nuevas propuestas que contienen los libros, es como creer que conoces todo lo necesario en la vida y que las cosas que no conocen no producirán ningún cambio en ti. Eso va en contra de conocer y tener apertura a nuevas ideas.

A lo largo de la vida irás acumulando un mayor conocimiento acompañado siempre de un mayor número de libros, te encontrarás con la problemática al ver crecer tus estantes y que aún te falta mucho por leer al ver las filas de libros no abiertos, los japoneses le llaman a esto tsundoku, que porcentaje de los libros que tienes en tu biblioteca has leído, el porcentaje que se encuentra a la espera lo forman libros de consulta, regalos y algunos que llegaron a tus manos por diversos motivos, esos son los tsundoku.

En el caso de mi biblioteca tengo un gran número de libros de los cuales he leído una parte y los he dejado o leí lo que me interesaba de ellos y no serán terminados, esos libros deberían tener una categoría dentro de la lectura, entre ellos las biografías extensas que detallan con precisión la mayor información de sus biógrafos que resulta irrelevante.

En la reflexión de los libros leídos, cuando ves el lomo título y autor te remontas a momentos gratos, te hacen recordar los lugares en donde los leíste, el entorno en el que se dio, su aportación emocional, lo que aprendiste de ellos, pero siempre que veas los libros no leídos en tus estantes te encontrarás que cuentas con una gran cantidad de libros valiosos y que falta que conozcas los conocimientos y las enseñanzas de lo que aún no sabes y que debes aprender.

Para concluir quiero mencionar que es importante nunca dejar de leer, de sorprenderte con la lectura, de seguir adquiriendo libros unos para que los leas de inmediato, otros deberán esperar el tiempo justo para que los tomes en tus manos y te sorprendas con sus propuestas, el hábito de la lectura espero te acompañe toda la vida.

Xalapa2000@hotmail.com

Matos y la verdad historica

Alberto Calderón P.

Eduardo Matos Moctezuma no ha sido reconocido plenamente por el gobierno de México, a pesar de haber ganado el Premio Princesa de Asturias en su categoría del Ciencias Sociales este 18 de mayo de 2022.

Con anterioridad lo habían recibido figuras e instituciones mexicanas reconocidas por su quehacer intelectual y de divulgación, en 1984 lo recibió el grupo Contadora integrado por Panamá, Venezuela Colombia y México para promover la paz en Centroamérica. En 1985 lo ganó Emilio Rosenblueth por su contribución científica en el uso de los antibióticos. En 1987 Pablo Rudomín por sus investigaciones en el campo de la neurofisiología, Marcos Moshinsky por su contribución a la física de los materiales. En 1991 fue premiado Francisco Bolívar Zapata gracias a sus experimentos en el campo de la ingeniería genética, en 1999 lo obtuvo Ricardo Miledi por sus investigaciones en Ciencias Biomédicas y Neurobiología. Arturo Álvarez también lo obtuvo por su trabajo en la regeneración de neuronas, esto en el 2012. Como ven hemos abordado los ganados en ciencia e técnica el de Carlos Fuentes en 1994 en la categoría de letras. Revistas como Vuelta, el Fondo de Cultura Económica. También prestigiadas instituciones como el Colegio de México y La UNAM entre otros. Este año como lo mencioné lo gana Eduardo Matos Moctezuma gracias a su larga trayectória en el Instituto Nacional de Antropología (INAH), creó el Proyecto Templo Mayor, como resultado se creó el Museo Nacional de Arqueología. Estas entre muchas otras actividades que lo han destacado como uno de los más importantes arqueólogos en la actualidad.

Pero que sucedió, porque el gobierno actual no reconoce y felicita a esta destacada figura del ámbito social que ha rescatado la historia prehispánica en nuestro país y que sirve de referente para entretejer nuestra identidad.

Durante el gobierno actual quisieron manipular y de hecho lo hicieron cuando establecieron como fecha de la fundación del país el año de 1321, cuando la verdadera fecha que defendió Eduardo Matos fue en 1325 fecha de creación del imperio mexica, Moctezuma descalificó de inmediato mencionando que era una “manipulación de la historia”, esto sucedió porque a los organizadores de las festividades del 2021 querían utilizar la fecha para resaltar los 700 años de la fundación de Tenochtitlan, dijo Matos que la intención de manipular las fechas de acontecimientos importantes y querían sincronizar 1321, 1521, 1821, y 2021. En ningún documento aparece como fecha de fundación 1321, ni en los importantes documentos del siglo XVI.

El jurado que le otorgó el Premio Príncipe de Asturias mencionó que Eduardo Matos Moctezuma es galardonado por su rigor intelectual para reconstruir la civilización de nuestro México y Centroamérica. Su arduo trabajo intelectual resalta con sus mas de 1500 publicaciones. Es catedrático de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, ah creado importantes museos como el de la cultura teotihuacana, su centro de estudios. Finalizamos

con un fragmento de lo que mencionó. “Penetrar al pasado para traerlo al presente ha sido la labor que de manera constante he desempeñado a lo largo de mi vida. El día de hoy veo con enorme satisfacción los frutos de esa tarea, que me permitió conocer nuestra propia historia y cómo ésta se unía con la historia de otros países como España” Xalapa2000@hotmail.com

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores (REVECO).

Adios Angela Dorothea Merkel!

Alberto Calderón P.

Hablar de una mujer admirada desde cualquier rincón del planeta por su sencillez, llevando el pulso de su país con una firmeza sutil, con una política exterior que sorprende a todos, con sus manos diestras llevó las riendas de la Unión Europea, quizá la mujer más poderosa y emblemática en la historia reciente del viejo continente.

Angela Merkel conocida como una mujer congruente con los valores humanos, en un equilibrio responsable que destaca a todas luces, llegó a la vida del pastor luterano Horts Kasner y Herlind Jenztsch un sábado de julio de 1954. Durante su juventud fue conocida por ser reservada, un poco tímida, como lo mencionan los habitantes del complejo Waldhof, (una fundación de la iglesia luterana) sin embargo se cargó de tanta empatía como el oxígeno que respiraba en esa época. Aunado a la influencia y un poco el carácter de su padre enérgico, actuando con inteligencia, siendo un hombre preparado que externaba sus ideas, la personalidad conciliadora y perseverante de su progenitora fueron a la postre el coctel que formó la personalidad de Angela.

Recuerda ese domingo 13 de agosto de 1961 cuando el llamado Ejercito Nacional del Pueblo y otras fuerzas del orden integraron los 9800 participantes en la construcción del muro de Berlín, Angela comentó que fue su primer recuerdo político, …un momento lleno de tristeza indescriptible y doloroso para todos. Ese día su padre el pastor ofreció como costumbre el servicio religioso y al finalizarlo los que concurrieron a la ceremonia entre los que se encontraba ella, su madre y hermanos lloraron.

En una ocasión estando en la escuela secundaria durante la clase de natación tenían que lanzarse a la alberca desde un trampolín de tres metros, temerosa de hacerlo cedía el turno cada vez que le volvía a tocar hacer el salto hasta que ya no quedó nadie, era la última, el tiempo se terminaba, se encontraba muy nerviosa, pasaban los segundos y sus más de 20 compañeros empezaron a gritar ¡salta! ¡salta!, cuando parecía que irremediablemente no lo haría, brincó sobre la orilla del trampolín, se elevó por los aires y con una flexión de las manos buscó la punta de sus pies para después volverse a estirar y entrar al agua, lo logró. Esta anécdota es recordada frecuentemente por sus contemporáneos y biógrafos, aprovechando la oportunidad sobre el tema mencionó: Creo que soy valiente en los momentos definitivos. Pero siempre necesito una notable cantidad de calentamiento, porque antes de pasar a la acción, pienso y cavilo sobre todas las posibilidades existentes.

Al recordar su etapa estudiantil en la Universidad Karl Marx cuando en 1973 iniciaba el primer semestre de la facultad de Física, a la que ingresó más por conveniencia que por vocación. Su interés era la pedagogía para ser profesora, declinó la idea al pensar que serlo en el futuro significaba adoctrinar en el socialismo a los alumnos, amén de que la física le representaba en sus palabras: concentrarme en el estudio de la ciencia me abría las puertas para el entendimiento hondo de la Teoría de la Relatividad de Einstein.

Después de 16 años como una líder indiscutible, deja como legado una Europa poderosa, una importante señal para las mujeres. Superó desafíos como el colapso económico en 2008, las amenazas de la disolución de la Unión Europea, las olas migratorias y más recientemente la pandemia del Covit-19. El 8 de diciembre termina una era, la era Merkel.

Xalapa2000@hotmail.com

Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores (REVECO).

Cuju y el futbol

Alberto Calderón P.

Como muchas de las actividades que evolucionaron con el tiempo su origen fue China, una cultura milenaria cuyas aportaciones ancestrales han contribuido al desarrollo, cultura y entretenimiento en el mundo, un ejemplo de ello es el futbol.

Cuando hubieran imaginado a esos antepasados nuestros de la lejana Asia, que producto de su imaginación organizaron un entretenimiento llamado “cuju” que significaría “cu” chutar, pegar con el pie y “ju” un tipo especial de balón, al paso del tiempo lo convirtieron en entrenamiento para sus soldados y pasó a otras culturas donde evolucionó, siendo hoy uno de los deportes más populares del planeta. Pero volviendo a sus orígenes les diré que se reunían en grandes grupos creando dos bandos, su objetivo era patear un objeto flexible de forma esférica, ese primitivo balón lo hacían de cuero, relleno de plumas y pelo, me lo imagino practicarlo en enormes estepas verdes en sus inicios, ahí enterraban dos varas altas de bambús con una separación de unos cincuenta centímetros entre ellas y en lo alto a unos 10 metros, colocaban una red colorida, en su centro un hueco de aproximadamente unos 30 centímetros de diámetro al que llamaban “el ojo elegante”, donde debía entrar el balón utilizando únicamente los pies para atinarle a la horadación, así lo menciona el antiguo libro de la dinastía Song llamado “Las reglas ilustradas del cuju”.

El espectáculo se volvió popular en el enorme territorio asiático que tenía un poco de deporte, otro tanto de entretenimiento y una pizca de placer, quedó registrado en el libro escrito en el año 1120 Los esplendores de la capital oriental, refiriéndose a la provincia China de Kaifeng, de las llanuras a los palacios pasó el popular juego, en las celebraciones de cumpleaños u otro acontecimiento importante, el cuju formaba parte del evento, por cierto, tenía algunas variantes dependiendo del sitio donde se practicara, en la actual (Xi´an) la práctica era un poco más cercana al entretenimiento artístico, al ejecutarlo las mujeres eran acompañadas con música, otra de las variantes del cuju era instalar porterías para meter el máximo número de goles para ganar, en esta forma estaba permitido empujarse o incluso golpearse, al permanente contacto entre los dos grupos rivales, generaba fricción al tratar de ganar el balón a su oponente, como se imaginarán esa diversión se tornaba violenta. Una más de las variantes del juego consistía en mantener la bola el mayor tiempo posible en el aire. El investigador alemán Hans Ulrich Vogel encontró los manuales de los clubes, que ya más organizados demostraría que tenían una especie de directores técnicos, entrenadores y capitanes, fue tan popular que los hijos de las familias ricas lo jugaban y para tener mayores ventajas contrataban a jugadores más diestros. El capitán de cada equipo se diferenciaba de los demás jugadores por la decoración de su sombrero de diferente adorno que los de los otros jugadores, esto indica que no utilizaban la cabeza para ayudarse. Otra variante era que un equipo jugaba la pelota de un lado al otro para finalmente pasarla al “convertidor de goles” quien tiraba a la red para que pasara la horadación, si lo conseguía se reconocía con redobles de tambores, banderines y vino, al terminar la jugada le tocaba al otro equipo hacer lo mismo, esta variante preservaba el espíritu sano y de respeto de la confrontación, y sus 10 fundamentos. Desde esos tiempos se consideraba a este juego como un promotor de la felicidad.

Xalapa2000@hotmail.com
Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores (REVECO).

Crónica en el tiempo

Alberto Calderón P.

Instalados a gran velocidad veíamos pedazos de algodón bajo nosotros formando a lo lejos sombras en el mar, dejando el festín de nubes apareció la historia colonial en las calles de Mérida, como un laberinto buscábamos nuestro refugio ante los rayos del sol y no pasar las noches a la intemperie, como encontrar un oasis en un interminable tablero de ajedrez apareció nuestro destino.

De inmediato quisimos ser los nuevos exploradores de la ciudad, al paso de las horas, los sorbetes nos refrescaron, las marquesitas nos deleitaron, caminamos por el centro histórico aguzando la curiosidad, la historia viva se presentaba ante nosotros: casas, monumentos, iglesias. El andar entre los 38 grados desgasta, cualquier cuerpo se calienta y deshidrata, para contrarrestar esa sensación no hay como un agua de “Chaya” y ya que hablamos del arte culinario, nos envolvió con sus sabores y aromas, unos mejores que otros, pero todos distintos a lo acostumbrado en casa.

Es sobresaliente ver las huellas que dejaron al paso del tiempo los Mayas, en nuestro viaje a Campeche aparecían al lado de la autopista vestigios, escalinatas, montículos sobre los camellones en esa interminable selva tropical, uno se pregunta que más habrá al internarse en lo profundo de la maleza de claro verdor. Llegamos a la ciudad amurallada que esplendida vive entre el silencio y un ritmo lento, al medio día parece una ciudad fantasma, de momento no sabes si estas en la habana vieja o en la época colonial, un amable y diminuto campechano nos explica un fragmento de la historia de “la puerta del mar” un portal entre una alta y larga muralla. Las manos de cangrejo desaparecieron al igual que las cervezas, en estos lugares se come rico. La colonial casa de cultura sobresale al igual que el “Fuerte de San Miguel” en lo alto del cerro y su museo, la caída de la tarde nos acompañó en el último tramo de retorno a nuestro refugio temporal.

El día siguiente parecía que éramos los únicos que rodábamos sobre una carretera llena de vegetación entre miles de mariposas, rectas interminables era la única huella del paso del hombre en esta maravillosa selva, pero al llegar a “La ciudad al borde del pozo de los Itzales” (Chichen Itzá) todo cambió, todos los visitantes queríamos conocer la arquitectura de la cultura maya majestuosa, recorrido, admirable, el “cenote Chenkú” o “cenote de los sacrificios”, en sus laderas los nidos de unos pájaros verdeazulados llamados “Toh” o “cejiazul”, hermosos, en verdad hermosos. Las matemáticas, el dibujo, la orientación con los equinoccios, la influencia Tolteca en los mayas con sus columnas, es apenas un bosquejo de su riqueza cultural.

Un nuevo día se vislumbra en la bóveda celeste, tiempo de prepararse para viajar a Puerto Progreso lugar donde el mar apenas respira para no inquietar el paraíso, arena blanca, mar transparente con fondo verde y calmo, los peces entre tus pies, las aves al vuelo, los perfiles de los visitantes mayas en casi todas las palapas, excelente vianda marisquera con sabor peninsular, en el ocaso del día esa moneda incandescente, majestuosa nos despide dejando un paisaje digno de un sacrifico, es hora de regresar.

Las haciendas son otro atractivo imperdible, fuimos a la de Teya con la mejor comida yucateca imaginable. Lo que nos robó el corazón y también el aliento fue la visita a Dziblichaltún, una zona arqueológica impresionante con una antigüedad de 500 años antes de la era cristiana con templos de adoración al sol y la luna, a los equinoccios con construcciones dispersas y el cenote Xlakán que también es uno de los ríos más grandes y profundos de Yucatán, al pie de una pequeña pirámide. A grandes rasgos es una probada de todo lo que se puede apreciar en la rivera Maya.

Xalapa2000@hotmail.com
Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores (REVECO).

La crónica y el periodismo cultural

Alberto Calderón P.

El periodismo en general se encarga de informar a mucha gente lo que hace y le pasa a una minoría, por lo general la que destaca en un ámbito deportivo, científico, social o cultural, pero también se encarga de la política, la violencia, la economía y otros rubros del poder.

Esa información es la que se divulga como un modelo a la sociedad, pero los columnistas, la política editorial del medio y de lo que hablaremos hoy, la crónica, se rebelan en contra del estado de las cosas cuando estas se manifiestan a todas luces alteradas por la política en turno, la crónica es un género natural donde se puede hacer a la escritura los ojos del lector, va tomando los elementos de una cronología, dando un enfoque fresco a la noticia, diciendo que el mundo es lo que su vista y agudeza registran, en variadas ocasiones esas son las señales para percibir que el mundo es o puede ser otro, es el sitio donde una noticia se convierte en una historia donde caben los conflictos del ser humano y lo particular se convierte en universal.

Vemos una larga tradición en la crónica latinoamericana que por sus características se ha ganado su autonomía y debe luchar constantemente al ataque de las críticas de grupos de poder, pero también quienes las escriben enarbolan las causas de minorías, de verdades ocultas, de narraciones que se encuentran entre la noticia y una historia de narrativa literaria. La objetividad es su característica principal, esa neutralidad gusta al lector.

La crónica a diferencia de periodismo subjetivo, impersonal y frío, intenta muchas veces logrando mejores resultados transitando la noticia gracias a su inmersión, dando esa voz a quien lo narra llevando muchas veces sus crónicas al terreno literario y del arte mismo, lo vemos en el caso de Carlos Monsiváis, Tomás Eloy Martínez que dejaron una huella imborrable, tradición que han seguido hombres de la talla de Martín Caparros, Juan Villoro, Leila Guerrero y otros importantes de la crónica actual, descubrieron que se puede hacer una crónica interesante y entretenida, son los artesanos de la palabra y sus textos tienen un ritmo con el que viaja al lector, como el ritmo del corazón o la intensidad de una carrera atlética.

La crónica cultural es tan diversa como temas existen, se puede hablar desde la artesanía, las nubes y los aviones pero también el dolor, la alegría, el frío, permite todo tipo de temas con un tratamiento que como en un laberinto del tiempo se puede narrar a través de una espiral que se interna a lo profundo o emana de él. Este género deja atrás la monotonía para instalarse como uno de los más sólidos en la actualidad, el interés por el periódico impreso ha ido en declive ya que a medida que la velocidad de la noticia llega al público de inmediato, decae el interés por la información, hoy en día se compra el periódico para entender el tema, para confrontarlo con la realidad, para el análisis objetivo, para conocer una noticia de forma más integral.

Xalapa2000@hotmail.com
Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores (REVECO).