Manantial entre arenas

  • Miguel Ángel Turrent

Alberto Calderon P.

Crónica de un homenaje

Al cruzar las puertas del museo de la ciudad de Veracruz esa soleada tarde de sábado, se dejó sentir un remanso de tranquilidad, al frente una fuente que incansable soltaba un chorro de agua que alcanzaba una altura de poco más de dos metros al centro de la explanada.

Ya en la planta alta unas pinturas de la exposición Onirismo Poético formaban parte del homenaje al artista Miguel Ángel Turrent esta esquina de la majestuosa construcción neoclásica del siglo XIX nos indicaba el sitio del evento, al abrir la puerta nos introdujimos a un ambiente donde las butacas eran insuficientes para los asistentes que querían ser testigos de este gran homenaje al poeta de la paz como se le conoce, artista de cine y televisión orgullo de los veracruzanos.

Hombre de aspecto tranquilo y afable con una sonrisa siempre presente. Vino al mundo en la ciudad de San Andrés Tuxtla el 20 de diciembre de 1938. Estudió en el Instituto de Arte Dramático Andrés Soler. Es autor de más de una veintena de libros de variados géneros entre los que destaca la poesía, sin dejar de reconocer su narrativa, la dramaturgia y el ensayo, presentándose en los más variados espacios culturales con una trayectoria de casi cincuenta años.

Quien no recuerda una de las cien películas más importantes del cine mexicano, me refiero a “Canoa”  donde se relata la tragedia de cinco trabajadores de la Universidad Autónoma de Puebla que llegan a la comunidad de San Miguel Canoa para escalar el cerro de La Malinche y son tachados de comunistas por el párroco del pueblo, lo que inició como una aventura que termina en una tragedia. En esa cinta cinematográfica de 1975 dirigida por Felipe Casals y en cuyo reparto aparece Miguel Ángel Turrent es sólo uno de los ejemplos de la larga trayectoria del reconocido artista.

El clima del recinto se volvió insuficiente para los asistentes, las elegantes damas prestas sacaron a relucir sus abanicos, se escuchaba un aleteo de mariposas que refrescaban sus rostros, fue una tarde de fiesta en donde la participación de los escritores y poetas venidos de diversos rumbos del estado la mayoría pertenecientes a la Unión de Escritores Veracruzanos nos dimos cita para acompañar al homenajeado. Su participación se destacó con lecturas poéticas, relatos, cuentos, declamaciones, anécdotas y demás expresiones literarias mientras hacía su arribo al recinto el maestro Turrent.

El recibimiento fue como se esperaba lleno de calor humano, con un aplauso interminable bajaba el pasillo central para alcanzar el lugar que le correspondía al centro del estrado, en su recorrido fue saludando de mano, le llegaban besos a la distancia de quienes no tuvieron el privilegio de estrecharlo, se lleno de abrazos. Vestido con un coordinado color marfil muy firme y elegante llegó al centro de la mesa en donde escucho con atención la participación de los escritores. Minutos antes de las veinte horas salieron todas las muestras de cariño, palabras muy sentidas de Martha Elsa Durazzo la Presidente de los Escritores Veracruzanos, el poeta Isidoro García Montenegro, Marco Antonio Figueroa y otros más quienes le profesaron su admiración, respeto y reconocimiento sin faltar una de las grandes poetisas la veracruzana Eli Núñez quien le dedico una andanada de exaltantes poemas.

Un merecido reconocimiento a quien con más de 17 poemarios, dramaturgo que ha puesto en escena sus obras El autorretrato (1978), La gloria de dios (1985) y El empleado (1987) de las 10 escritas en el rubro. También ha incursionado en el genero del cuento con Quimeras (1987) y La sonrisa de la isla (1998), en el Ensayo con Breve Semblanza Jesuítica en México (2004), Escúchame humano (2011), solo por mencionar algunas. Por si esto no fuera suficiente tiene en su haber tres guiones cinematográficos y comento que cuenta aun con mucho material inédito.

El cierre del evento fue estupendo con interminables aplausos, -lo que nutre el espíritu de todo artista-, así fue despedido de este reconocido homenaje realizado en la Ciudad de Veracruz el pasado sábado 10 de junio. Enhorabuena.