Crónicas de un parapléjico

María del Carmen Delfín Delgado

El contador y periodista Luis Humberto Muñoz Vázquez presentó su libro “Crónicas de un parapléjico”, título fuerte como su autor, un compendio de crónicas y anécdotas, situaciones reales donde el dolor, las tribulaciones, la alegría  y la reflexión rondan en la narración, en ella el protagonista  nos introduce a su mundo, nos invita a la intimidad de su vida, de sus primeros días de existencia hasta este momento donde la resiliencia lo ha convertido en un ser de pensamiento positivo, vencedor de duras contiendas alcanzando el Nirvana, meta final de todo humano.

Desde el primero hasta el último capítulo nos habla con sinceridad, nos abre la puerta de ese castillo de cristal llamado vida, dentro encontramos al niño travieso que apenas con pocos años ya padecía los correctivos del maestro “Trini”, los grandes amigos partícipes de las aventuras que sufrió y disfrutó en esa época. La emoción de haber subido a los diez años hasta el techo de un edificio desafiando el peligro y la gravedad, su primer empleo en la veterinaria de su tío, su adolescencia y juventud lejos de su terruño, los recuerdos de la escuela secundaria, la familia con sus tías y el cariño de su abuela.

Memorias de su estancia en Xalapa evocan su paso por la universidad, el alquiler de un hermoso departamento en la Quinta donde vivió Díaz Mirón, su empleo en el Instituto Mexicano del Café, el regreso a su ciudad natal donde ha formado lazos  de amistad que hasta la fecha son parte de su diario acontecer, amigos entrañables que demuestran su fidelidad.

Siempre presentes en su anecdotario están su madre y su esposa, las menciona con inmenso amor en diferentes etapas de sus vidas: la madre trabajadora, excelente cocinera, carismática, luchadora incansable con un corazón de oro, quien estuvo a su lado hasta el día que partió al cielo. María Elena, la eterna novia, motivo de suspiros e ilusiones, esperándolo siempre hasta que la vida los unió en matrimonio y para siempre.

Parte medular de esta obra es el acontecimiento que marcó su existencia, el parteaguas que lo definió como la persona que era antes y la que surgió después, la que resistió esta prueba y renació para ser mejor. Con narraciones enmarcadas por la dura realidad, nos comparte lo sucedido, revela el sufrimiento, el dolor físico y moral que lo envolvió en aquella época, la desesperación y la frustración, la estancia en el hospital, su convalecencia, las secuelas y la adaptación a su nueva forma de vida. Pero no estaba solo, María Elena su noble y solidaria esposa, ha estado junto a él siempre, brindando sus cuidados sin escatimar sacrificio alguno, transmitiéndole  fortaleza y mucho amor.

“Crónicas de un parapléjico” es un libro de gran contenido motivacional, en sus páginas encierra un invaluable tesoro, vivencias reales que dan certidumbre a lo descrito, ejemplo de fortaleza y resiliencia, del alto valor que tenemos como personas, valor que debemos darnos, aprender a perdonarse y tratarse con amabilidad, tenerse confianza para llegar a la autoaceptación.

Luis Humberto ha logrado esto, es ejemplo vivo de recuperación y fortaleza emocional, se ha reinventado, se resurgido del remolino de la tragedia y el dolor para brindarnos con su pensamiento profundo y reflexivo la posibilidad de estar bien y ser felices, condición que debemos tomarla como una obligación.

¿Te imaginas que tu próximo móvil fuera transparente?

Fuente: Internet tuexperto La saga de películas de James Bond siempre ha mantenido una ventana al futuro a través de los gadgets imposibles de los que hacía gala el agente británico en sus historias. Desde un jetpack hasta un BMW por control remoto y un Aston Martin invisible. Todos nos reíamos entonces, pero, como hemos […]