Comunidades chinantecas preservan tradiciones y costumbres


Jorge Domìnguez Xala 

Cd. Isla,Ver.- En vísperas de la celebración de la Semana Santa, se llevarán a cabo las fiestas en honor a Jesús de Nazareth en la comunidad Nuevo Cantón en el municipio de Isla, del 31 de marzo al 2 de abril, informó Jorge Antonio Peralta organizador y fundador de estas festividades.»Durante estos días de gozo tendremos diversas actividades, contemplamos aspectos religiosos, culturales y de espectáculo, con la completa seguridad que requieren eventos de este tipo»

La particularidad de estas celebraciones es que el pueblo chinanteco asentado en comunidades de Ciudad Isla buscan preservar tradiciones y costumbres que tienen su origen en el estado de Oaxaca, especificamente en las cercanías de Tuxtepec.

Jorge Peralta enfatizó en que uno de los aspectos más trascendentes de estas fiestas es que la lengua chinanteca siga viva por lo que se aprovecha que existe la educación bilingüe y bicultural.

«Afortunadamente en la escuela primaria los alumnos tienen educación bilingüe por lo que el chinanteco sigue vivo y al acudir habitantes de otras comunidades se da a conocer la lengua a través de compartir la experiencia cultural» , comentó el organizador.

Jorge Peralta señaló que 70 por ciento de la población estudiantil habla chinanteco por lo que espera que niños y jóvenes contribuyan para que la cultura e idioma prevalezcan.

Por 29 años consecutivos se realizarán las celebraciones que son protagonizadas por las velas manufacturadas por los chinantecos así como otros implementos. Además de las actividades culturales habrá competencias deportivas y actividades artísticas como presentación de grupos.

¿Te imaginas que tu próximo móvil fuera transparente?

Fuente: Internet tuexperto La saga de películas de James Bond siempre ha mantenido una ventana al futuro a través de los gadgets imposibles de los que hacía gala el agente británico en sus historias. Desde un jetpack hasta un BMW por control remoto y un Aston Martin invisible. Todos nos reíamos entonces, pero, como hemos […]